Qué es la diabetes gestacional y cómo prevenirla

La diabetes de tipo gestacional es una enfermedad que suele darle únicamente a las embarazas, pese a que estas no hayan presentado nunca síntomas de diabetes anteriormente. Es decir, aparece por primera vez en el embarazo y puede repetirse en embarazos futuros. 

La diabetes gestacional afecta directamente, como los demás tipos de diabetes, al conjunto de células que utilizan el azúcar, aumentando la cantidad de glucosa en sangre de tal manera que puede poner en peligro la vida del bebe y de la madre durante el embarazo. 

Síntomas de la diabetes gestacional 

Aunque la diabetes gestacional no presenta síntomas en la mayoría de las mujeres embarazadas, puede sospecharse de su presencia detectando los siguientes síntomas: 

  • Aumento de la sed, que no se satisface enteramente cuando se toma agua. 
  • Mayor ganas de orinar, mucho más de la habitual. 
  • Posibles sudoraciones o fatiga 

Como se puede observar, determinar la diabetes gestacional por sus síntomas es muy complejo, en especial porque suele aparecer en la mitad del periodo de gestación. En este sentido, lo más recomendable es acudir constantemente al médico para que se puedan realizar exámenes que descarten la diabetes gestacional. 

Diabetes gestacional: Causas y factores de riesgo 

En términos generales los médicos profesionales y los investigadores coinciden en que determinar las causas de la diabetes gestacional es complejo, ya que no existen causas concretas que la produzcan. En este sentido, el peso y las hormonas pueden ser detonantes para provocar la diabetes gestacional. 

Cuando una mujer comienza un embarazo, sus hormonas normalmente cambian, y para algunas, dichos cambios pueden ser radicales y más graves, provocando una alteración del funcionamiento de la glucosa en sangre, lo que puede ocasionar una posible diabetes gestacional. 

Aunque no se reconocen causas fijas en cuanto a esta enfermedad de diabetes en el embarazo, podemos mencionar algunos factores de riesgo que aumenta las posibilidades, según lo que han dicho los médicos profesionales. 

  • Tener sobrepeso o también obesidad 
  • Poca actividad física llegando al sedentarismo 
  • Sufrir de prediabetes o haber tenido un embarazo anterior con diabetes gestacional. 
  • Haber sido diagnosticada con ovarios poliquísticos. 
  • Tener un familiar inmediato con diabetes (mamá o papá) 

Prevenir la diabetes gestacional es la clave 

Las garantías para prevenir la diabetes gestacional son realmente muy reducidas, ya que puede desencadenarse durante el embarazo sin previo aviso. Sin embargo, existen algunos hábitos saludables de vida que puedes poner en práctica antes y durante el embarazo para ayudarte a disminuir el riesgo de padecer tanto este tipo de diabetes como la diabetes tipo 2. 

  • Come alimentos orgánicos y saludables: 

Elige siempre alimentos que sean orgánicos, ricos en fibra, muy bajos en grasas y altos en vitaminas. Evita los alimentos sumamente procesados, con alto contenido en sodio y azúcar añadida, es decir, alimentos empaquetados o bollería en general. 

  • Mantén una actividad física diaria: 

Es indispensable que antes del embarazo tengas una rutina diaria de ejercicios tanto anaeróbicos como de fuerza, para conseguir un peso ideal y fortalecer tu piso pélvico. 

Asimismo, cuando estés embarazada debes seguir manteniendo la actividad física, reduciendo los ejercicios de fuerza, cambiándolos por unos de menor impacto, como la natación, el trote o caminata en terreno uniforme, y la danza. 

  • Enfócate en el peso saludable: 

Antes del embarazo es aconsejable que llegues a un peso saludable, para que los cambios hormonales no te afecten de manera drástica. De igual forma, es importante no aumentar más del peso recomendado por tu médico, con el fin de evitar enfermedades cardiovasculares y la diabetes gestacional. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *