¿Los niños pueden padecer de diabetes?

Cuando la diabetes empezó a ser conocida en todo el mundo como una enfermedad crónica, a mediados del siglo XX, se creía que sólo los adultos podían padecerla, por lo que la alimentación de los niños no se tomaba en cuenta. Fue hasta finales del siglo, que se comprobó la existencia de diabetes en niños y adolescentes

Hoy en día no solamente se conoce la existencia de esta enfermedad en edades infantiles, sino que hay tratamientos especializados para tratarlas, de acuerdo a sus síntomas.  En vista de que los niños pueden ser diabéticos, es importante prevenir la obesidad infantil, y regular el consumo de azúcar en edades tempranas. 

¿Qué tipo de diabetes les da a los niños?

Hasta no hace mucho tiempo, la comunidad de médicos consideraba que la diabetes en niños era únicamente la tipo 1. De hecho, este tipo de patología tiene el nombre de diabetes juvenil. Esta enfermedad crónica se caracteriza porque el páncreas no puede producir por sí mismo insulina, por lo que aumentan los niveles de azúcar en la sangre de los niños. 

Sin embargo, las últimas investigaciones han demostrado que cada vez más cantidad de niños y adolescentes padecen de diabetes tipo 2. Incluso, esta enfermedad crónica era llamada diabetes del adulto, por la creencia de que sólo la padecían personas mayores de edad.

 Los expertos atribuyen este auge al incremento de la obesidad infantil, la cual, si bien no es la que casa la diabetes, genera resistencia a la insulina, propiciando fallas en el páncreas y por tanto la posible aparición de esta patología crónica. 

Las investigaciones afirman que el factor hereditario también es altamente influyente en cuanto al desarrollo de diabetes infantil. El sedentarismo es otro de los elementos que puede estimular la aparición de diabetes tipo 2 en niños y adolescentes

 

Diabetes en niños ¿Cuáles son los principales síntomas?

En vista del elevado sistema inmunológico propio de las edades infantiles, muchos niños diabéticos pueden no presentar ningún síntoma, cualidad que no es del todo buena, porque es más difícil advertir la presencia de la enfermedad en el organismo del infante. 

Sin embargo, según las investigaciones y los casos clínicos frecuentes, otra buena cantidad de niños y adolescentes diabéticos pueden presentar síntomas, tales como: aumento de la micción con más frecuencia de lo normal, aumento de la sed y en algunos casos, del apetito. 

Algunos niños pueden experimentar fatigas repentinas, provocadas por la falta de azúcar en la sangre. Además, si, por el contrario, la glucosa en el niño es de altos niveles, puede provocar visión borrosa, o incluso, ardor en los ojos. 

Otro de os síntomas frecuentes que anuncian la diabetes tipo dos en edades infantiles, es el oscurecimiento de la piel de algunas zonas del cuerpo del niño, tales como, cuello y axilas. Incluso, tal como ocurre con los adultos, los más pequeños con diabetes, también pueden experimentar una creciente pérdida de peso

¿Cómo tratar la diabetes en niños?

La diabetes en niños debe tratarse, con mucha rigurosidad, cuyo tratamiento debe concentrarse ante todo en los alimentos. La dieta de un niño diabético debe ser a base de legumbres de hojas verdes, postres naturales sin azúcar, como el yogurt griego y carbohidratos no procesados, tales como los arroces y las harinas integrales. 

Aunque es complicado mantener una dieta rigurosa en niños, estos tienen mucha más probabilidad de superar la diabetes que los adultos, por lo que hay que mantener el tratamiento con disciplina. Junto con la correcta dieta, se recomiendan los ejercicios cotidianos y evitar situaciones de estrés en los infantes. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *