Diabetes tipo 1 y 2: conoce sus principales diferencias

La diabetes hace referencia a una enfermedad crónica cuya causa es el alto nivel de glucosa en la sangre. Es una de las patologías más padecidas a nivel mundial, ya que al menos 422 millones de personas sufren de ella. Lejos de controlar esta cifra la OMS asegura que este número seguirá aumentando. 

Sin embargo, una de las maneras más efectivas para prevenirla es conociendo todo sobre esta condición. Es importante entonces, tener en cuenta cuáles son los tipos de diabetes más frecuentes y en qué cosas se diferencian sustancialmente. A continuación hablaremos de la diabetes tipo 1 y 2 y sus diferencias primordiales.

Diabetes tipo 1: principales características

La diabetes tipo 1 es menos padecida que la diabetes tipo 2, ya que sus cualidades son un tanto más complejas, por lo que no todo el mundo reúne las condiciones patológicas que caracterizan esta enfermedad. Sin embargo, entre todos, este continúa siendo tipo de diabetes más frecuente. 

Lo característico de la diabetes tipo 1 es que el organismo no produce nada de insulina, debido a trastornos en el páncreas que imposibilita la producción de esta hormona. Así mismo, esta enfermedad crónica puede ser desarrollada por vía hereditaria

Uno de sus aspectos más desfavorables es que la diabetes tipo 1 no se puede prevenir, según afirman las más recientes investigaciones médicas. El tratamiento requiere de un tipo de control diario respecto a los niveles de azúcar en la sangre. Así mismo, la aplicación de insulina debe ser de manera diaria. 

Según han demostrado las investigaciones más recientes, la diabetes tipo 1 sobre todo afecta a los niños y adolescentes. A diferencia de la diabetes tipo 2, este tipo de diabetes representa aproximadamente del 10% al 15% de todos los casos de pacientes con diabetes

Diabetes tipo 2: principales características

A diferencia de la diabetes tipo 1, mucha mayor cantidad de personas padecen de esta enfermedad, por lo que es el tipo de diabetes con más alternativas de tratamientos, debido a que es expresión de fenómenos menos complejos a lo interno del organismo. 

Entre los elementos más característicos de la diabetes tipo 2 se encuentran que, A diferencia de la diabetes tipo 1, el organismo sí produce insulina, pero de manera insuficiente. El detonante principal de la diabetes tipo 2 puede ser la obesidad y sedentarismo. 

La diabetes tipo 2 puede prevenirse a través de una cuidadosa dieta baja en azúcar, grasas y carbohidratos, y con la realización recurrente de actividades físicas. Es necesario que se lleve un control continuo de azúcar en la sangre. 

A diferencia de la diabetes tipo 1, tiene mucha mayor incidencia en pacientes de edades avanzadas, elemento desfavorable porque aumenta el número de fallecimiento por diabetes. De los casos de diabetes a nivel mundial, la diabetes tipo 2 representa un aproximado del 90%.

¿Existen algunas diferencias sintomáticas entre diabetes tipo 1 y 2? 

 Las principales diferencias sintomáticas entre la diabetes 1 y 2 es que el primer tipo muestra sus síntomas de manera rápida, en cambio, la diabetes tipo 2 los manifiesta de manera gradual. 

Así mismo, la diabetes tipo 1 manifiesta sus síntomas antes de los 30 años de edad, mientras que la diabetes tipo 2 después de los 30. Por esta razón el primer tipo es asociado con personas jóvenes. 

Mientras que los síntomas de la diabetes tipo 1 pueden permanecer en el paciente entre 2 o 3 días, los síntomas de la diabetes tipo 2 podrían tardar más en aparecer, prolongando los años en diagnosticarse. Las personas que sufren del primer tipo de diabetes por lo general suelen ser delgadas, mientras que los que padecen el segundo, por lo general sufren de obesidad. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *